Artículo

3 de mayo: Día del Acompañante Terapéutico

, Author

El 3 de mayo de 2003 se creó la Asociación de Acompañantes Terapéuticos de la República Argentina (AATRA) con el objetivo de jerarquizar el trabajo y de incidir en las políticas públicas que tienen que ver con el desarrollo de esta profesión. Es por esto que en esta fecha, se conmemora el Día del Acompañante Terapéutico en nuestro país.

¿Por qué es importante la tarea del AT?

Porque colabora con que las personas logren una mayor autonomía, ayuda a sostener o restablecer los vínculos con su entorno, familiar, social, laboral; acompaña las situaciones de roce que se presentan en la vida cotidiana y favorece la red de contención familiar y su inserción social desde todo punto de vista. El Acompañante Terapéutico sirve de apoyo o sostén para fomentar las habilidades y desempeño de las personas, favorecer su autonomía, sirve de contención en momento de crisis, para el acompañado y su familia y también es una herramienta extensora del tratamiento que se realiza dentro del consultorio, para llevarlo en el lugar de desempeño de las personas.

Y si de autonomía se trata, desde Las Ilusiones siempre trabajamos para que los miembros de nuestra comunidad se desarrollen. “Creo en la transformación que se da con el paso del tiempo y los cambios históricos favorecen siempre a que podamos crecer como comunidad. A lo largo de estos 14 años Las Ilusiones creció como referente en la oferta de espacios de inclusión para todas las personas, con y sin discapacidad. Y TAO, nuestro programa de tiempo autonomía y ocupación, promueve esto y acompaña a las personas con discapacidad, para que puedan tener independencia, disfrutar con amigos y pares, de la cultura y de distintas actividades de la sociedad, como cualquier otra persona”, comentó Juan Ignacio Acosta, nuestro director.

Gonzalo Corsich es Acompañante Terapéutico y forma parte del equipo de TAO desde hace muchos años. Conversamos con él sobre la tarea del AT y también nos contó vivencias en TAO.

“Disfruto todo de esta profesión, ver los procesos de aprendizaje de cada persona que acompaño, siendo que cada uno es único; ver cómo con diferentes herramientas y posibilidades cada uno puede ir llegando hacia un mismo objetivo y como cada uno, con su personalidad, se va desenvolviendo en las tareas. Y también la satisfacción de llegar a esos objetivos aunque a cada uno le pueda costar más o menos. El proceso de estar ahí vivenciando esa transición, es lo que más disfruto. Me gusta poder ayudar, acompañar y brindar herramientas para que puedan desenvolverse en los problemas cotidianos así que la vivo con mucha alegría a esta profesión. Llegué a Las Ilusiones a través de pacientes que iban a los diferentes talleres, así que me empezaron a conocer y en una oportunidad me preguntaron si quería participar de TAO y la verdad que me encantaban las salidas, así que acepté”, nos contó Gonza.

“Recuerdo cuando salíamos desde el Obelisco, ese punto de encuentro tan emblemático para todos los argentinos, y viajábamos en subte o en colectivo para movernos y disfrutar de la ciudad (algo que uno hace comúnmente y que tal vez a algunas personas no se les da porque no tienen la manera o los recursos). El poder acompañar en ese proceso a los jóvenes y ver el disfrute de ellos de estar con amigos, de ir a un bar, una pizzería, a un espacio cultural es muy lindo. Además está bueno ver como ellos lo aprecian desde su perspectiva y, tal vez, ven cosas que uno no no se fija. Son cosas muy importantes para estos jóvenes para generar lazos de inclusión, porque van a pasear, a despejar y a hacer algo diferente de todas las terapias de la semana. Algunos jóvenes que van hace más tiempo marcan ellos el camino, van diciendo ‘amiga acá estuvimos, mirá por acá pasamos’, o sea que cada uno, a su manera, va registrando cosas en cada salida“, relató.

Por último, Julieta Segade, Coordinadora de TAO nos contó que, según su visión, el Acompañante Terapéutico es una persona que funciona como herramienta fundamental,  un auxiliar de salud, con conocimientos tanto teóricos como prácticos, que actúa en la elaboración de estrategias y asiste a la persona que lo necesite, y a su familia. “TAO es un importante programa, un dispositivo, que fomenta la inclusión social, articulado con la práctica de herramientas necesarias para el día a día, a través de salidas culturales y de paseo/turismo. Estas herramientas son facilitadas a los jóvenes por los mismos miembros del Equipo que conforma TAO, pero también de joven a joven, generando intercambios muy significativos e interesantes. Es muy lindo y satisfactorio ver los avances que se producen en cada encuentro y en cada viaje, tanto de forma personal como grupal. Las dinámicas que suceden, cómo piensa y reflexiona cada uno sobre una tarea específica, los progresos en el manejo del dinero y en la vía pública, dan cuenta de un proceso singular y personal, pero también compartido entre los miembros del grupo. ¡Es muy hermoso y placentero poder formar parte de esta actividad, que promueve la autonomía y que las personas se valgan por sí mismas, desde una mirada social, y que brinda tantos momentos felices a los jóvenes!”, nos contó Julieta.

1 Reply to “3 de mayo: Día del Acompañante Terapéutico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.